sábado, 10 de abril

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Sociedad

Diputación de Ciudad Real y Junta pondrán en marcha un proyecto pionero de servicio nocturno en las viviendas de mayores de la provincia

Caballero anuncia una partida extraordinaria de 400.000 euros para favorecer el servicio de comedor público para mayores en los 68 pueblos de menos de 2.000 habitantes.

Imprimir noticia

El presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, ha mantenido esta mañana una reunión de trabajo en el Palacio Provincial con la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, a fin de evaluar, analizar y mejorar las políticas sociales en la provincia de Ciudad Real, especialmente las que tienen que con los mayores, un colectivo que, aunque siempre ha suscitado una atención especial por parte de los gobiernos regional y provincial, ahora es más evidente, si cabe, porque sus integrantes han resultado especialmente vulnerables a la incidencia de la COVID-19.

Caballero y Sánchez, que han estado acompañados por las vicepresidentas Noelia Serrano y Petra Sánchez Bonales, así como por las delegadas de la Junta y de Bienestar Social, Carmen Teresa Olmedo y Manuela González Horcajo, respectivamente, han coincidido en las preocupaciones existen en torno a los mayores de la provincia y en las atenciones que se les han de dispensar.

De ahí que hayan decidido poner en marcha un proyecto pionero mediante la firma de un protocolo de actuación, prevista para el segundo semestre de este año, que permitirá dotar de un servicio de atención nocturna a las viviendas tuteladas de los 68 pueblos de la provincia que tienen menos de 2.000 habitantes. De esta manera, se evita que los usuarios tengan que ser trasladados a una residencia cuando presenten un alto grado de dependencia y se incrementará en 70 contratos la oferta de empleo, puesto que se han calculado dos más para el turno de noche por cada una de las 35 viviendas tuteladas que están en funcionamiento.

Caballero, que ha dicho que, aunque siempre han trabajado para que los mayores vivan con dignidad, ahora es más necesario, sobre todo en las zonas más despobladas de nuestro territorio, porque, como sociedad, tenemos una importante deuda con este colectivo. “Tenemos que garantizarles el mayor bienestar posible”, ha dicho, y, manera especial, a aquellos que residen en las localidades más pequeñas y más alejadas de sus núcleos urbanos de referencia.

Además de completar la atención en las viviendas tuteladas, a la Diputación y a la Junta les preocupa que la tercera edad tenga acceso a una alimentación sana y equilibrada. Caballero ha avanzado, a este respecto, que establecerán nuevas colaboraciones y desarrollarán otras propuestas para incrementar el servicio de comida en espacios públicos o a través de la ayuda a domicilio para personas mayores, dependientes y vulnerables.

Ha explicado que en la actualidad la institución provincial financia el servicio de comedor en 15 municipios de menos de 2.000 habitantes, en los que se atienden a 300 personas con una inversión de 65.000 euros. Colaboran los usuarios con la aportación de parte del importe total del servicio y también los ayuntamientos.

A este respecto, ha añadido que pretenden llegar a los 68 núcleos ciudadrealeños que se mueven en el citado rango de población con una partida de 400.000 euros que permitiría aumentar notablemente la red de comidas en espacios públicos y domicilios. En términos numéricos, según ha dicho Caballero, la propuesta no es muy importante, pero ha destacado que evidencia un "compromiso político inmenso". También ha puesto de manifiesto que contribuirán a lograr en los pueblos más pequeños un positivo efecto en términos económicos y de generación de empleo.

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, por su parte, ha resaltado la buena disposición de la Diputación de Ciudad Real a colaborar con el Gobierno regional. Ha dicho que le produce una gran satisfacción que puedan dotar a las viviendas tuteladas de la provincia con un servicio de atención nocturna, porque ello va a permitir que los usuarios se queden el máximo tiempo posible en su municipio y en su entorno. Se trata, según ha precisado, de ir a modelos de viviendas de mayores más pequeñas y sostenibles económicamente, sobre todo en el medio rural.

En Castilla-La Mancha hay 155 viviendas tuteladas de mayores, de las que 35 funcionan en la provincia de Ciudad Real, donde se atienden en torno 1.500 personas y generan 600 puestos de trabajo en la comunidad autónoma.