miercoles, 25 de noviembre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Sociedad

Consumo y la Asociación de Futbolistas Españoles firman un protocolo contra los amaños y las apuestas ilegales

El Ministerio de Consumo, a través de su Dirección general de Ordenación del Juego (DGOJ), y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) han firmado un protocolo general en materia de prevención y educación ante amaños o apuestas ilegales en el fútbol.

Imprimir noticia

Con ello, el director general de Ordenación del Juego, Mikel Arana y el presidente de la AFE, David Aganzo, acuerdan un marco de colaboración que tiene como objetivo evitar la aparición de conductas que puedan constituir actuaciones ilícitas en el fútbol.

Para ello, se crea una Comisión de Seguimiento paritaria, integrada por dos representantes de la DGOJ y dos de la AFE, y que será la encargada del seguimiento y cumplimiento del protocolo general. El órgano se reunirá dos veces al año.

El marco de trabajo conjunto plantea una serie de acciones que van desde la celebración de seminarios sobre la materia, hasta la elaboración de campañas informativas conjuntas para la sensibilización en medios y redes sociales, así como en dentro de los propios vestuarios deportivos.

Problemática

Uno de los fenómenos más preocupantes puesto de manifiesto por la DGOJ es el de la corrupción vinculada a la manipulación de las competiciones deportivas y el fraude en las apuestas. La cuestión, para el Ministerio de Consumo, afecta al desarrollo de las actividades relacionadas con el juego y menoscaba los intereses de sus participantes y de los operadores de este sector.

Asimismo, Consumo considera que esta problemática constituye una de las mayores amenazas que se ciernen sobre el deporte, pues atentan contra sus valores esenciales y alejan de su entorno a aficionados y seguidores.

Este diagnóstico del Ministerio de Consumo es compartido a nivel internacional. La Comisión y el Parlamento Europeo, a través de la Resolución del 14 de marzo de 2013, sobre el amaño de partidos y la corrupción en el deporte, ya ponían de manifiesto la gravedad de este problema.

A estas iniciativas de la Unión Europea se ha de sumar el Convenio del Consejo de Europa sobre la manipulación de las competiciones deportivas, pendiente de ratificación en España, que tiene por finalidad adoptar una respuesta global desde diversos ámbitos que haga frente a esta amenaza.