viernes, 18 de junio

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Seguridad-Defensa

Operación FERIA III: la mayor incautación de heroína de la provincia en los últimos años

La Policía Nacional desmantela el principal punto de venta de heroína y cocaína de Ciudad Real

Uno de los detenidos es un "correo" que fue arrestado con 350 gramos de cocaína cuando se disponía a entregar la droga, procedente desde Madrid y Toledo. Los detenidos operaban en perfecta coordinación desde varias viviendas contiguas y habían blindado una de las puertas de acceso para dificultar la acción policial en caso de un registro. En total se han registrado cuatro domicilios y se ha detenido a siete personas como presuntos responsables de un delito contra la salud pública, contra la Seguridad Social, pertenencia a grupo criminal y blanqueo de capitales.

Imprimir noticia

La Policía Nacional ha desmantelado el punto de venta de cocaína y heroína más importante de Ciudad Real, logrando la detención de siete personas por su presunta implicación en una compleja red de tráfico de estupefacientes, que adquiría la droga en Madrid y Toledo para distribuirla finalmente en la calle de San Antón, de la capital ciudadrealeña. Los 300 gramos de heroína aprehendidos, suponen además, la intervención más importante de esta sustancia realizada por Policía Nacional en los últimos años en la provincia de Ciudad Real.

La Operación "Feria" se inició en enero de 2020, cuando la Policía Nacional pudo verificar que había un tráfico continuo de consumidores y toxicómanos en una céntrica calle de Ciudad Real desde la que supuestamente se distribuían, de forma regular, dosis de cocaína y heroína. La declaración del Estado de Alarma en el mes de marzo del pasado año y por ende, las restricciones en vía pública, crearon un nuevo escenario para los agentes, condicionando la investigación hasta que, unos meses después, las pesquisas realizadas les permitieron un gran avance con la localización exacta de los puntos de venta y la identificación de los posibles autores del delito.

Desde ese momento, la Policía Nacional se centró en los canales de adquisición de la droga desde Madrid y Toledo, así como en el complejo procedimiento que los implicados utilizaban para distribuir las dosis directamente a los consumidores, averiguando que los presuntos autores se coordinaban desde dos viviendas contiguas y utilizaban, además, otros dos inmuebles muy próximas, utilizando uno de ellos como "almacén" y otro como punto de venta, lo que aportaba mayor discreción y seguridad en caso de que fueran objeto de un registro policial. Uno de estos inmuebles estaba literalmente "blindado" con rejas y una puerta blindada para dificultar la entrada de la Policía.

En cuanto a la procedencia del estupefaciente que distribuían, se pudo comprobar que los distribuidores se ubicaban en Madrid y Toledo, constatando que habían realizado varias entregas en el último trimestre de 2020, así como en el mes de febrero de 2021. Ya el mes de mayo, la Policía Nacional logró interceptar una de estas entregas, deteniendo al varón que transportaba 350 gramos de cocaína en el momento exacto en que se disponía a entregar el estupefaciente.

A raíz de esa primera detención, se realizó un registro en los cuatro inmuebles implicados -todos ellos en la calle de San Antón- y se estableció un complejo operativo con el apoyo de unidades de Seguridad Ciudadana y del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT).

Llevaban un elevado tren de vida aunque tenían escasos ingresos económicos

Paralelamente, se llevó a cabo una investigación económico-patrimonial sobre las personas investigadas para la que hubo que solicitar información específica tanto a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) y Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS)- ante la evidente desproporción entre los escasos ingresos económicos que justificaban legalmente. Los investigados adquirieron innumerables bienes materiales, vehículos de alta gama y bienes inmuebles, haciendo ostentación pública -incluso en redes sociales- de los bienes de lujo que poseían.

En la operación se han decomisado un total de 300 gramos de heroína, 350 gramos de cocaína, 2.475 euros en efectivo, joyas de oro con un peso aproximado de 1 kilogramo que tendrían un valor estimado de más de 48.000 euros, dos básculas de precisión, una pistola, relojes de lujo, tres vehículos, 11 teléfonos móviles y ordenadores de última generación.

En total, resultaron detenidas 7 personas por delitos contra la salud pública, pertenencia a grupo criminal, delito contra la Seguridad Social y blanqueo de capitales. La mayoría de ellos cuentan con numerosos antecedentes penales por la comisión de otros delitos, principalmente tráfico de drogas.