jueves, 25 de febrero

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Advertisement
Logotipo de Ciudad Real Digital

Opinión

La fuerza más poderosa del universo

Por Ramón Castro Pérez. Profesor de educación secundaria por la especialidad de economía.

Imprimir noticia

Cuenta la leyenda que Einstein llegó a dedicar unas palabras a la ley de capitalización compuesta, definiéndola como la fuerza más poderosa del universo. Ignoro si más allá de Orión trabajarán con montantes y tantos de interés, pero reconozco que, para ser una ley financiera, ha llegado lejos.

Definir la capitalización compuesta es una tarea sencilla. Basta con suponer que un capital prestado generará intereses durante un tiempo y que esos intereses se sumarán a la fiesta para generar nuevos intereses en el período siguiente. Si no les parece convincente, podría recurrir a recordarles el efecto de una bola de nieve que se precipita colina abajo, haciéndose cada vez más grande ¿Necesitan más ejemplos? Les paso uno que, a mis alumnos de cuarto de ESO, les encanta.

Ellos, que son personas nacidas en dos mil ocho, podrían ahorrar diez euros al mes (al menos eso me aseguran) durante una buena temporada, digamos hasta los dieciocho. Ya en la universidad, serían capaces de aumentar ese importe, llegando a los veinte euros mensuales. Este ritmo lo mantendrían en tanto no llegaran a los veinticinco, edad en la que esperan comenzar a coquetear con el mercado de trabajo. A partir de entonces y con el límite de los treinta y cinco, estiman que su ahorro mensual podría situarse en los sesenta euros.

Repasemos las cifras antes de perdernos y que mejor para ello que presentarlas en una tabla (ya sé que no queda muy bien en mitad de un artículo, pero permítanme la licencia financiera):

De los 15 a los 18 años

10 euros mensuales

De los 19 a los 24 años

20 euros mensuales

De los 25 a los 35 años

60 euros mensuales

Ya podemos continuar. Hay vida después de los treinta y cinco (díganmelo a mí o a ustedes, si es el caso). Nuestros atrevidos jóvenes piensan que podrían reservar, mensualmente, ciento veinte euros en su siguiente etapa vital, la cual llegaría hasta los cincuenta y cinco. Finalmente, están decididos a esprintar hasta llegar a los sesenta y cinco, poniendo toda la carne en el asador, lo que, traducido a finanzas, nos daría la cifra de ciento ochenta euros mensuales. No se apuren, que ya terminamos y lo hacemos para mostrarles la magia de la capitalización compuesta. Esta es la receta:

Ingrediente 1: Las cantidades mensuales que nuestros protagonistas ahorran son invertidas en un modesto plan de ahorro con una rentabilidad media anual del 0,80% (los tipos de interés actuales son así ¿qué le vamos a hacer?). En cuanto al futuro, no lo conocemos pero seremos prudentes y mantendremos esta rentabilidad hasta el final.

Eso es todo. No necesitamos más ingredientes. Como ven, se trata de un plato muy sencillo. Veamos sus resultados (de nuevo, deben permitirme otra tabla):

Edad inicio

Edad final

Años

Ahorro mensual

Valor al final de la etapa

Valor a los 65 años

15

18

3

             10,00 €

364,22 €

529,67 €

19

24

5

             20,00 €

1.223,82 €

1.696,68 €

25

35

10

             60,00 €

7.492,14 €

9.515,29 €

36

55

19

           120,00 €

29.529,88 €

31.979,15 €

56

65

9

           180,00 €

20.147,33 €

20.147,33 €

       

AHORRO TOTAL A LOS 65

63.868,11 €

El resultado podría sorprenderles si no estuvieran ustedes avisados de la fuerza que impulsa a nuestro proyecto de ahorro: la más poderosa del universo. Una fuerza que, a base de pequeños empujoncitos mensuales, es capaz de catapultarnos hacia órbitas que se nos antojan, ahora, inalcanzables. Si piensan que están ustedes a tiempo, ¡imagínense nuestros jóvenes! Sí, los mismos que han descubierto el poder de la capitalización compuesta en sus clases de cuarto curso de ESO, justo en la hora de educación financiera.

Ramón Castro Pérez es profesor de educación secundaria, por la especialidad de Economía, autor de libros de texto sobre Economía y Emprendimiento (Anaya) y miembro de ADES CLM. Imparte docencia en el IES Fernando de Mena (Socuéllamos, Ciudad Real).