lunes, 26 de octubre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Sociedad

La Diócesis de Ciudad Real despide a quien fue 13 años su Pastor

La situación sanitaria que vivimos ha hecho que el funeral a Don Antonio Algora sea reducido, con apenas de 200 personas y entre ellos dos arzobispos, el de Madrid y Toledo.

Imprimir noticia

El pasado, jueves, 15 de octubre, fiesta de santa Teresa de Jesús, fallecia Antonio Ángel Algora Hernando, obispo emérito de la diócesis de Ciudad Real, con 80 años de edad, de un fallo multiorgánico en torno a las cuatro de la tarde, tras ser ingresado por Covid-19.
 
Durante 13 años fue obispo de nuestra Diócesis de Ciudad Real y desde 2016, obispo emérito.

El 2 de octubre de 2015, después de doce años como obispo prior de la diócesis de Ciudad Real, Antonio Algora presentó la renuncia al gobierno de la diócesis por razones de edad. El 8 de abril de 2016 se anunció que lo sucedería Gerardo Melgar Viciosa, en ese momento obispo de la diócesis de Osma-Soria, que tomó posesión el 21 de mayo de 2016.

Desde ese momento, Antonio Algora ha residido en Madrid, celebrando la eucaristía a diario en la parroquia Santa María la Mayor y San Julián, en el distrito madrileño de Tetuán. Además, ha continuado acompañando a Hermandades del Trabajo, tal y como comenzó en sus primeros años de sacerdocio.

En el mes de marzo del año pasado esta catedral acogía el enterramiento del obispo emérito Rafael Torija, en menos de un año y medio es la segunda vez que se celebra una misa exequial, presidia por el obispo de Ciudad Real Gerardo Melgar, acompañado por el arzobispo de Madrid Carlos Osoro, y el de Toledo Francisco Cerro.  

Don Antonio ingresó en el Hospital de La Paz de Madrid el pasado 20 de septiembre, con diagnóstico de neumonía bilateral provocada por la COVID-19. Durante los veinticinco días en los que ha estado ingresado, sin salir de la gravedad, ha tenido momentos que animaban a la esperanza en su recuperación, aunque pudiese ser un proceso lento. En los últimos días había dado signos de recuperación porque la infección había remitido, la presión arterial se le había estabilizado y cada vez aguantaba más la respiración de manera autónoma. Sin embargo, en la mañana del pasado jueves, el equipo médico informaba del fallo multiorgánico que ha derivado en su muerte.

Después de su jubilación Don Antonio gozaba de buena salud, incluso el año pasado se atrevió a realizar el Camino de Santiago con 79 años de edad.

Don Antonio lo decía en múltiples ocasiones no temáis al Señor porque Él es buen pagador, y te premia con la misericordia.

Condolencias al Obispado de Ciudad Real en nombre del Gobierno de C-LM

Las primeras palabras de la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, en nombre del Gobierno de Castilla-La Mancha han sido para trasladar las condolencias tanto a familiares como al Obispado de Ciudad Real por el fallecimiento del obispo emérito de Ciudad Real, Antonio Algora, “porque entendemos que es una gran pérdida de una persona que desarrolló una gran labor”.

DOCUMENTOS ADJUNTOS