lunes, 26 de octubre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Islam

Propagar el Covid-19 en nombre de Alá

Inmigrante joven manipulado por líder salafista, el cóctel perfecto para propagar el Coronavirus, desafiar a la autoridad sanitaria, poniendo en jaque el estado normativo del país prevaleciendo la ley máxima para un buen musulmán: la sharia.

Imprimir noticia

Foto: Yahya Benaouda (a la derecha) realizándose una PCR.

P.M.M.C.- La sharia como forma de vida, para eso que hemos hablado en artículos anteriores del “camino recto” para ser buen musulmán, y eso es precisamente lo que está ocurriendo en algunos territorios de nuestro país, el ejemplo más grave es la localidad de Talayuela, un pueblo de Cáceres de apenas 8.000 habitante, cercano a Talavera de la Reina y Toledo, y a dos horas y media de algunos pueblos de la provincia de Ciudad Real,  como Horcajo de los Montes.

Este pueblo extremeño con cercanía a Castilla-La Mancha, se está viendo envuelto en uno de los peores momentos desde el inicio de la crisis sanitaria, la gravedad del asunto lleva a que el propio Ayuntamiento de Talayuela solicite ayuda a las autoridades para poder frenar a varios grupos de inmigrantes de origen magrebí que incumplen reiteradamente la normativa en vigor frente a la Covid-19, y se niegan a respetar las medidas de aislamiento domiciliario que les han sido impuesta tras ser confirmados como casos positivos por PCR, incluso unidades de elite de la Guardia Civil se han desplegado por dicha localidad para que se cumplan las normas, ante el temor entre la ciudadanía en un confinamiento total.

No es casual el incumplimiento de las más elementales normas de respeto por parte de varios grupos de jóvenes ciudadanos de origen magrebí, tiene mucho que ver el salafista Yahya Benaouda, presidente e Imán de la comunidad islámica An-Nour, sus enseñanzas hacia un ideario salafista, promueven el cumplimiento de la Sharía como forma de vida, la ley de Dios está por encima de la legislación vigente,  y desautorizando de esta manera cualquier norma, legislación o autoridad que no sea “buen musulmán”, según su ideario radical y totalitario.

De esta forma jóvenes inmigrantes magrebíes, son el objetivo perfecto para manipular y generar inestabilidad para purificar el islam de cualquier influencia extrajera, de ahí que puedan incumplir la legislación española, impuesta por autoridades no musulmanas, también es necesario plantear la preocupación que esta pueda ser otra forma de yihadismo en tiempos de pandemia, trasmitir el virus, y en este caso hasta se han atrevido amenazar a las autoridades locales, y se han enfrentado a la propia Policía Local y Guardia Civil.