martes, 20 de octubre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Seguridad-Defensa

En Puertollano

La Policía Nacional detiene a un hombre que simuló haber sido víctima de una estafa

Denunció que habían solicitado a su nombre un crédito por valor de 1.560 euros. La Policía Nacional investiga todas la denuncias y detecta las que pueden ser falsas.

Imprimir noticia

La Policía Nacional ha detenido en Puertollano (Ciudad Real) a un hombre que simuló ser víctima de un delito de estafa, ya que supuestamente una persona desconocida había solicitado un crédito a su nombre por valor de 1.560 euros.

La investigación comenzó después de que la presunta víctima formulase una denuncia en la que manifestaba haber sufrido una estafa bancaria por valor de 1.560 euros, en relación con la solicitud de un crédito financiero que él no había realizado ni consentido.

Realizadas las correspondientes investigaciones por parte de la Policía Nacional, se pudo averiguar que dicha denuncia no se correspondía con la realidad. Se comprobó que había sido el mismo denunciante quien había solicitado el crédito a la entidad financiera, y que su objetivo al denunciar estos hechos era recibir una indemnización por parte de su banco.

El detenido tendrá ahora que responder ante la autoridad judicial por la presunta comisión de una simulación de delito.

La Policía Nacional investiga todas la denuncias y detecta las que son falsas

El Código Penal castiga específicamente el hecho de formular una denuncia sobre hechos que no son ciertos. Estos falsos delitos requieren, en vano, poner en marcha numerosos medios personales y materiales, además de suponer un derroche de tiempo de los Policías investigadores.

En la mayoría de las ocasiones, las denuncias falsas aportan una versión total o parcialmente ficticia sobre delitos contra el patrimonio o el orden socioeconómico con el fin de recibir una indemnización de las compañías aseguradoras.

Los Grupos de Policía Judicial de la Policía Nacional investigan todas las denuncias, y disponen de indicadores, protocolos y experiencia suficiente para detectar cuándo los hechos no son ciertos. Además, conlleva la detención de la presunta víctima por la comisión de un delito denominado “simulación de delito”.