sábado, 22 de febrero

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

El antisemitismo goza de muy buena salud

Diego Moldes, escritor

Política

El PSOE de CLM vuelve a rechazar el trasvase ante una nueva posible derivación: "agua para todo, no"

Mora ha lamentado que "se esté mercadeando con el agua permanentemente" y ha incidido en que "no estamos de acuerdo con ningún tipo de trasvase, solamente para consumo humano"

Imprimir noticia

El presidente del grupo socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Fernando Mora, ha vuelto a rechazar hoy el trasvase Tajo-Segura ante la propuesta de la Comisión de Explotación de trasvasar en enero 20 hectómetros cúbicos de agua.

“Reiterar la posición que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha tenido con relación a todos los trasvases que no son para consumo humano. Creemos, firmemente, que hay que replantearse, desde todos los puntos de vista, el trasvase Tajo-Segura”, ha manifestado.

Al tiempo, ha lamentado que “se esté mercadeando con el agua permanentemente” y ha incidido en que “no estamos de acuerdo con ningún tipo de trasvase, solamente para consumo humano. Es decir, agua para todo, no”.

Mora se ha pronunciado así en rueda de prensa en el Parlamento autonómico, donde ha recordado que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha recurrido el trasvase Tajo-Segura y “hemos ganado ante los tribunales y vamos a seguir pidiendo que se ejecute la sentencia del Tribunal Supremo y, desde luego, la directiva marco de la Unión Europea”.

Subida del Salario Mínimo Interprofesional

El parlamentario socialista también ha valorado la subida del Salario Mínimo Interprofesional, acordada por el Gobierno de España con los sindicatos y la patronal.

Ha afirmado que se trata “de una política social, demandada por gran parte de la población, acordada entre los sindicatos y los empresarios, lo cual es también muy importante” y, a su juicio, “el resultado de ello va a ser muy positivo para muchos españoles que lo estaban esperando”.

“Creemos que aplicar un salario mínimo de 950 euros es ir recuperando una parte de lo perdido durante el tiempo de la crisis” y, en este sentido, ha señalado que la posición del Gobierno de España se traduce en “avanzar” para incrementar el poder adquisitivo de los ciudadanos.