sábado, 16 de noviembre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

El verdadero Renacimiento comenzó en Bagdad

Violet Moller, historiadora

Sociedad

El Ayuntamiento de Brazatortas destina 55.000 euros del superávit presupuestario de 2018 a tres importantes inversiones urbanas

Imprimir noticia

Un año más, la buena gestión económica del Ayuntamiento de Brazatortas va a hacer posible que la localidad se beneficie de actuaciones urbanísticas que redundarán, por un lado, en su red de saneamiento y, por otro, en el ennoblecimiento de su casco urbano.

“Gracias a la política financiera sostenible y a estar pendiente de los gastos y de los ingresos, este año podemos invertir de nuevo en nuestro municipio con más recursos propios y sin agravar fiscalmente a nuestros vecinos”, afirma el alcalde, Pablo Toledano.

Y es que, merced al superávit presupuestario con cargo al remanente de tesorería para gastos generales, consignado en la liquidación del Presupuesto municipal del ejercicio económico de 2018, 54.667,13 euros se van a destinar a tres importantes proyectos.

El de mayor inversión será la renovación integral del colector en la Travesía del Pilar, por un montante de 35.791,33 euros. Es uno de los proyectos sobre la red de saneamiento, que se ampliará también en la calle Mimosa, por un monto de 8.247,08 euros.

Y el dinero restante, 10.628,72 euros, permiten completar la renovación del pavimento en la calle Iglesia, que está actualmente en ejecución y que el Ayuntamiento ya había iniciado en esta céntrica vía urbana para dar una mayor estética patrimonial a la zona.

Unas inversiones extraordinarias cuyas cifras salen si se tiene en cuenta que, al cierre del periodo presupuestario del pasado año, los ingresos de las arcas municipales fueron de 1.114.390,41 euros, en tanto que los gastos se quedaron en 999.407,36 euros.

“Desde hace tres años el Ayuntamiento viene destinando los sucesivos remanentes de tesorería a este tipo de inversiones sostenibles”, añadiendo Toledano que “nuestro municipio no tiene deuda viva desde el año 2015”.

Eso significa, abunda el regidor torteño, “que no debemos a ningún banco, ni hemos tenido plan de proveedores, ni se ha hecho plan económico y financiero alguno porque no los hemos necesitado una vez superamos la herencia recibida”.