jueves, 17 de octubre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Abrir una sala para pacientes de cáncer es más grande que ganar el Mundial

Ricky Rubio, baloncestista, campeón del mundo de selecciones

Política

Leopoldo Sierra: exigimos a la Junta que garantice ambulancias dignas y de calidad

Hace tiempo que el PP viene hablando de una licitación deficiente, los derechos de los trabajadores deben respetarse

Imprimir noticia

El portavoz popular en la Diputación Leopoldo Sierra ha exigido a la Junta de Comunidades que haga cumplir la licitación sobre el servicio de ambulancias en la provincia de Ciudad Real. Ahondando en esta situación ha afirmado que la Junta tiene que defender los intereses de los trabajadores así como mantener unas ambulancias dignas y de calidad.

Leopoldo Sierra ha señalado que “actualmente hay unas ambulancias en nuestra provincia en un estado vergonzoso, que no disponen de aire acondicionado ni de calefacción en la mayoría de ellas. Una situación lamentable donde la Junta tiene que intervenir ya que son los pacientes y los usuarios los que no reciben un servicio de calidad”.

El portavoz popular ha indicado que ante la precariedad de la situación la empresa propuso varias soluciones pero entendemos que las licitaciones están para cumplirse y el Gobierno regional es el responsable máximo para que esto se lleve a cabo.

Sierra se pregunta que hay una responsabilidad sobre esta situación y ni los pacientes ni los trabajadores son los responsables de ello y la Junta debe garantizar un buen servicio para los pacientes y salvaguardar los derechos de los trabajadores.

Leopoldo Sierra ha señalado que desde el Partido Popular ya “denunciamos en su día que esta licitación no era la correcta, que veíamos graves inconvenientes y por desgracia se han cumplido nuestros pronósticos”.

Actualmente hay 450 trabajadores afectados por una situación que no han buscado, donde se encuentran con que no cobran un salario mínimo interprofesional y alguien debe hacerse responsable de esta situación. Hay concluye Sierra una mala licitación y una mala receptación y quien no son responsables son los trabajadores.