lunes, 22 de abril

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

He ido de fracaso en fracaso

Imanol Arias, actor

Sociedad

La alcaldesa espera que Puertollano aporte "mano de obra, empresas y nueva tecnologías" a la nueva etapa del aeropuerto

Imprimir noticia

La alcaldesa, Mayte Fernández, ha asegurado que el Aeropuerto de Ciudad Real (CRIA) generará sinergias con Puertollano de un proyecto “que también es nuestro, y del que queremos participar de forma activa con mano de obra, con la inteligencia, con nuestras empresas y nuestra tecnología”.

Fernández, que ha participado en la firma del acuerdo entre la sociedad promotora y la compañía Skydweller, que desarrollará un proyecto de construcción de aviones, afirmó que Puertollano es espectador de esta nueva senda que toma “porque queremos ser un poco protagonistas” de una iniciativa que vuelve a traer expectativas, de encontrar un futuro para nuestros jóvenes que algunos han tenido que marcharse  y quieren regresar, “que se hable de esperanza, de volver a hablar de confianza en nuestra tierra”.

Asimismo indicó que el nuevo camino que inicia el aeropuerto trae mucha ilusión gracias al trabajo colectivo de todos los agentes, desde los inversores hasta el capital humano que ponen los municipios que harán que “hoy tienen un poco más abierta la puerta hacia el futuro”.

Cuarenta nuevos puestos de trabajo

Skydweller pretende llevar a cabo la industrialización de un proyecto de fabricación de aeronaves en el Aeropuerto de Ciudad Real. Para ello, hoy se ha firmado un convenio entre CRIA y la empresa Skydweller que materializa el compromiso de la construcción, por parte de CRIA, de las infraestructuras iniciales necesarias para la industrialización y elementos técnicos de las operaciones como hangares, oficinas o calles de rodaje, una aportación financiera al proyecto que convierte a CRIA en socio de la empresa americana.

Se estima que los trabajos de validación tecnológica comenzarán este mismo verano y que la fabricación en serie empezará en dieciocho meses. La inversión inicial en infraestructuras, según han señalado los responsables de la empresa, sería de unos cuarenta millones de euros en los próximos cinco años.

En cuanto al empleo, se pretende crear cuarenta puestos de trabajo en los primeros doce meses, casi en exclusiva para ingenieros especializados en aeronáutica, materiales, comunicaciones, inteligencia artificial, robótica y propulsión, que podrían llegar al centenar.