lunes, 20 de mayo

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

No necesitamos antihéroes en la televisión si los tenemos en la realidad

Freddie Highmore, actor

Cultura

El sueño de escribir en tiempos digitales: Fran López Castillo

Por José Luis Vázquez

Imprimir noticia

“Graduado en Administración y Dirección de Empresas, tras trabajar dos años como contable y comprobar lo mal que está el mercado laboral, decide dejar ese trabajo, hacerse autónomo y lanzarse a su sueño de ser escritor”.

Son palabras del joven solanero Fran López Castillo, que en enero de 2015 comenzaría a escribir en su página web (www.franlopezcastillo [1]) y en redes sociales, donde actualmente acumula 23.000 seguidores sumando Instagram, Facebook, Youtube y Twitter.

En enero de 2016 quiere aprender a escribir novelas y decide escribir una que va subiendo a internet y redes sociales capítulo a capítulo.

Ello acabaría derivando en su primera creación literaria en formato novela, PERDONA, ¿TIENES FUEGO?, autopublicada en la editorial Círculo Rojo. Vería la luz el 18 de enero de 2018.

JLV: ¿Quién es Fran López Castillo?

FLC: Fran López Castillo es un chico de 27 años, natural de La Solana (Ciudad Real), graduado en Administración y dirección de empresas y autor de la novela Perdona, ¿tienes fuego? Alguien que dejó su trabajo como contable en una multinacional para intentar vivir de escribir y de sus libros.

JLV: ¿Cómo y cuándo surge tu vocación literaria?

FLC: La he tenido desde muy pequeño. Creo que comencé a escribir a los 13 años, más o menos. Lo recuerdo porque en aquella época escribía poesías y, aunque no eran gran cosa, una profesora descubrió una de ellas en la parte de atrás de un cuaderno mío de clase y me «metió» en un grupo literario. No me gustó la experiencia y enseguida lo abandoné, pero escribo desde entonces. Pocos años después me hice un fotolog ―una red social ya extinta― donde subía mis poesías. Después, en 2013, me cree una página de Facebook donde escribía las crónicas de los partidos de mi equipo de fútbol y, por fin, en enero de 2015, me cree un blog y una cuenta como escritor en Facebook, Instagram y Twitter bajo el pseudónimo de @EldivandeFran, donde actualmente, sumando los seguidores de las 3 cuentas, acumulo más de 23.000.

JLV: ¿Cómo llega alguien tan joven a auto publicar su primera novela? ¿Tan difícil lo ponen los editores actuales?

FLC: Si te soy sincero, no me he propuesto en ninguna editorial «potente» ni apenas he hablado con nadie para intentarlo. Y tampoco es lo que busco. Yo parto de una premisa, y es que llevo más de tres años escribiendo y publicando textos y reflexiones mías a través de mi blog y mis redes sociales, acumulando seguidores, contestándoles a cada mensaje y comentario para fidelizarlos, cuidándolos lo máximo posible y trabajando la imagen de mi marca personal como escritor. Y me parece un robo la idea de publicar un libro ―cuyo público objetivo son esos seguidores que tengo trabajados― y que la mayor parte del dinero que genere se lo lleve una editorial, la cual me va a ofrecer mucha menos gente que me compre el libro que la que le ofrezco yo. Por eso prefiero autopublicarme y encargarme yo de todo. Salvo que seas un escritor famoso y te vayan a poner en todos los escaparates de las tiendas de La casa del libro, El Corte Inglés, Fnac, etc, creo que es mejor hacerlo por tu cuenta hasta que seas ese escritor famoso. También me gustaría añadir que una editorial es un negocio, y más que la calidad literaria, importan los seguidores en redes sociales y lo que se puede llegar a vender. Lo entiendo completamente, por eso mi guerra es hacerlo por mi cuenta y crecer hasta que pueda ser alguien así.

JLV: ¿Hay que ser un poco Quijote para renunciar a un trabajo estable para lanzarse al ruedo como has hecho tú?

FLC: Si hay algo sobre lo que gira mi vida, es sobre ser feliz y vivir la vida que quiero. Siempre digo que voy a vivir unos 70-75 años, y para mí, lo importante, es ser feliz en el mayor número posible de ellos. He trabajado más de dos años como contable ―para lo que me he formado en la universidad―, y no quiero esa vida. No era feliz, estaba siempre bajo presión, no dormía bien y sentía que envejecía a pasos agigantados. Me lo notaba hasta en la cara. El mercado laboral está como está, los sueldos son bajos y se echan muchas horas extras que nadie paga. Por lo tanto, prefiero intentar vivir de escribir. El ser autónomo y vivir de los libros que vendes es una batalla mes a mes ―como diría el Cholo Simeone―, pero llevo así desde que publiqué la novela en enero y lo estoy consiguiendo.

JLV: Las redes son el incuestionable presente para el escritor, pero ¿eres de los románticos que no renuncias al papel?

FLC: Totalmente. Yo, si algo tengo claro, es que mis libros sólo van a estar en papel mientras sea yo el que lo decida. Por un lado, es porque pienso que una edición bonita en papel tiene mucho más valor que un ebook, que no deja de ser un simple archivo de ordenador. Por otro lado, es por la piratería, ya que es muy fácil que alguien lo suba a internet y tire por la borda todo el trabajo de mucho tiempo.

JLV: ¿Qué supone para ti escribir… una vocación irrenunciable, una forma de ganarse la vida o una manera de posicionarse ante estos tiempos tecnológicos?

FLC: Las tres cosas. Yo ya no concibo mi vida sin escribir, sin estar trabajando en un libro nuevo, sin publicar textos en mis redes sociales... No. Es que no. Yo ya, hasta que me muera o se me vaya la cabeza, necesito escribir. Por ejemplo, yo antes era de esos que les pasaba algo y tenían que contárselo a todo el mundo, y ahora soy muchísimo más reservado gracias a escribir. Es como un psicólogo para mí. Luego, como te comenté antes, quiero vivir de mis libros y creo que es una estupenda manera de ganarse la vida, algo de lo que sentirse orgulloso. Y, por último, creo que en los tiempos que corren es imprescindible posicionarse y que todo el mundo te conozca. Por todo lo anterior, las tres cosas. Escribir son todo ventajas.

JLV: Qué es PERDONA, ¿TIENES FUEGO?

FLC: «Perdona, ¿tienes fuego?» es mi primera novela, que lleva ya más de 800 libros vendidos y que va camino de su tercera edición. En enero de 2016 decidí comenzar a escribir una novela para aprender a escribirlas. La idea sencilla: iba escribiendo capítulos y los ofrecía en mis redes sociales. Quien quisiera leerla sólo tenía que decirme su correo electrónico y yo se la enviaba encantado. Al principio no me leía casi nadie, pero yo seguí escribiendo capítulos y los seguí ofreciendo, y a cada capítulo más y más gente se «suscribía» a ella, hasta que, cuando llevaba 12 capítulos y ya era una cantidad importante los correos que tenía que enviar, y decidí crear un blog sólo para la novela donde subir ahí los capítulos. A través de éste y de sus visitas seguí comprobando como cada vez más gente la leía y, en marzo de 2017, cuando llevaba 20 capítulos, decidí dejar de subirla de manera gratuita, revisarla, reescribirla, terminarla y publicarla. El 18 de enero de 2018 vio la luz en papel.

JLV: Reconoces alguna influencia en tu obra.

FLC: Mi estilo bebe de tres autores que me han influido mucho: Defreds, autor del prólogo de mi novela, por su facilidad para transmitirlo todo en muy pocas palabras; Manel Loureiro, por la manera de narrar en sus novelas, capaz de que te metas de lleno en la historia y Albert Espinosa, por esa facilidad para darse cuenta y mostrar al lector lo que de verdad es importante. Mi novela es una mezcla de lo mío con el estilo de los tres.

JLV: ¿Cuáles son tus autores favoritos?

FLC: Mi escritor favorito es Manel Loureiro, sin ninguna duda. Él fue, con su trilogía «Apocalipsis Z» quien me picó el gusanillo por la lectura. Aunque, además de él, Defreds y Albert Espinosa, hay otros muchos que me encantan: César Brandon, Carlos Sisí, Dan Brown, Federico Moccia, Joël Dicker, Suzanne Collins, Francisco Hergueta…

JLV: ¿Qué libros te han marcado más?

FLC: Sobre todo, los de genero zombie, que fue por los que empecé a leer. En especial la saga «Apocalipsis Z» ―antes mencionada―. Aunque también la saga de «Tres metros sobre el cielo», la de «Los juegos del hambre» y «La verdad sobre el caso de Harry Quebert», que creo que es una lectura imperdible para cualquier escritor.

JLV: ¿Hasta qué punto te ha inspirado tu localidad natal, La Solana?

FLC: Una barbaridad. Un 60% de la novela está ambientada en La Solana y me he empapado de sus calles, de sus gentes, de sus rincones… Muchos paisanos míos me cuentan, tras leerla, que era como si la estuviesen viviendo ellos/as porque, al conocer todos los lugares, les es muy fácil imaginarse todo. Incluso hay lectores de fuera que me han llegado a pedir un tour por las localizaciones de la novela. Es algo increíble.

JLV: Tras la buena acogida de tu debut internauta ¿ahora qué? ¿seguirás con la misma estrategia? ¿cuál es el siguiente paso?

FLC: Sí, la idea es la misma. Seguir publicando libros, seguir creciendo en redes sociales y pelear mucho hasta que me llegue una buena oportunidad.

JLV: ¿Tienes ya en marcha tu siguiente publicación? ¿Puedes adelantarnos algo?

FLC: Sí y no. Tras la buena acogida de mi novela, en dos-tres meses espero publicar mi siguiente libro. Por ahora no puedo desvelar mucho, pero va a ser un trabajo muy cuidado y lleno de detalles.

JLV: ¿Un deseo profesional?

FLC: Lograr ser ese escritor al que las principales editoriales lo ponen en todos los escaparates de España.

JLV: ¿Y un consejo para quienes decidan seguir pasos parecidos a los tuyos?

FLC: Que vayan a por ello. Y que escriban. Que cualquiera puede conseguir cualquier cosa si se lo propone. Si lucha, si trabaja, puede. Que nadie se ponga límites ni piense que no valga para escribir. Yo no soy nadie extraordinario ni tocado por una varita ni nada así, sólo soy un cabezón que lo apuesta todo a las variables constancia y trabajo. Ese es el secreto.