jueves, 22 de noviembre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

El principal objetivo de Rusia es debilitar y dividir a Occidente

John Sawer, ex jefe del MI6

Sociedad

La Justicia da la razón a CCOO y ordena a Novosegur aplicar a los vigilantes de seguridad de la TGSS-Ciudad Real el convenio estatal de Seguridad Privada

Imprimir noticia

El juzgado de lo Social de Ciudad Real ha estimado la demanda interpuesta por CCOO y ha condenado a la empresa Novosegur a abonar a los diez trabajadores defendidos por el sindicato el salario establecido en convenio estatal del Seguridad Privada, alrededor de un 30% superior al que Novosegur les estaba pagando desde que el pasado 1 de enero asumió el servicio de vigilancia y seguridad en la Tesorería General de la Seguridad Social de Ciudad Real.

La sentencia subraya que Novosegur, actualmente en concurso de acreedores, impuso a los vigilantes de seguridad de la TGSS de Ciudad Real “una modificación de la cuantía salarial sin ajustarse al procedimiento fijado en el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores, aplicando las tablas salariales de un convenio anulado por sentencia firme”.

En consecuencia, la magistrada de lo Social de Ciudad Real declara “nula la rebaja de sueldos operada en enero de 2018” y condena “a la empresa y a la administración concursal a reponer a los actores en las mismas condiciones laborales existentes con anterioridad, con abono de las correspondientes diferencias salariales”

CCOO valora esta sentencia y felicita a los trabajadores, “que deberán cobrar sus nóminas según el convenio estatal, y no según el paupérrimo convenio de empresa que aplicaba Novosegur”, señala Antonio Sánchez-Carnerero, responsable de Acción sindical de CCOO-Construcción y Servicios en Ciudad Real.

Sánchez-Carnerero recuerda que cuando CCOO advirtió contra la decisión del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, a cuyo frente se encontraba entonces Fátima Báñez, de adjudicar la contrata de la vigilancia de las sedes de la TGSS en Ciudad Real a Novosegur, cuyo ‘convenio de empresa’ ya había sido anulado por la Audiencia Nacional en mayo de 2016, y ratificada esta sentencia por el Tribunal Supremo en diciembre de 2017.

“Los malos momentos que han atravesado durante estos meses los vigilantes de seguridad se podían haber evitado si el Ministerio de Empleo de Fátima Báñez no hubiera adjudicado este contrato a Novosegur, o se lo hubieran rescindido desde que CCOO denunció estos hechos.”

El sindicato volverá a pedir por carta a los nuevos responsables del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social que rescindan de inmediato el contrato de seguridad de Novosegur en la Tesorería General de la Seguridad Social; y que “depuren responsabilidades de las personas que han provocado esta situación.”

Novosegur, junto a las otras empresas del entorno del denominado ‘capo de la seguridad privada’, el empresario canario Miguel Ángel Ramírez (presidente también del club de futbol de Las Palmas), fue especialmente beneficiada por las ex ministras Cospedal y Báñez con contratas de sus respectivos ministerios; dejando tras de sí un reguero de miles de trabajadores a los que se les aplicaron recortes salariales ilegales, a lo que hay que añadir los correspondientes impagos a la Seguridad Social.

“Ese fue, de hecho, el principal efecto de la propia Reforma Laboral de la señora Báñez en el ámbito de la contratación pública: favorecer a las empresas piratas con convenios colectivos ‘low cost’ frente a aquellas otras empresas que sí aplican el convenio colectivo sectorial”

“CCOO espera que la sentencia genere precedente, no solo para para que otras empresas piratas no puedan aplicar sus convenios de empresa; sino para que quienes integran las mesas de contratación lo tengan muy en cuenta antes de adjudicar contratas simplemente a ‘la oferta más barata’. En ese sentido, valoramos la reciente entrada en vigor de la nueva ley de Ley de Contratos del Sector Público, supone la derogación de facto uno de los más nefastos extremos de la Reforma Laboral del PP: la prioridad de los convenios de empresa sobre los convenios de sector.”