jueves, 19 de julio

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Cuando vimos al buceador fue como un milagro

Adul Sam-On, niño rescatado de la cueva de Tailandia

Sociedad

Comunicado del Comité de Vestas Manufacturing Daimiel sobre los despidos

Imprimir noticia

Foto de archivo.

En lo que va de año 2017 y de forma intermitente, hemos visto como compañer@s han sido despedidos; ahora que va a finalizar el 2017 y de cara a las fiestas que vienen, esta política ha aumentado el número de víctimas y no parece que a día de hoy vayan a parar.

Esto no sólo implica dejar a un trabajador en la calle, a familias enteras de cara a estas fiestas, sin el resguardo de tener un trabajo, pero con cargas económicas; además, hay una serie de cuestiones que nos deben hacer reflexionar de cara a cuando volvamos.

En primer lugar, ninguno de los despidos que hay y ha habido, salvo casos puntuales, han tenido un carácter justificado. En todos los casos, la empresa ha abonado las indemnizaciones y la mayoría de veces que se ha llegado a juicio ha ganado el trabajador. Se trata de muchos despidos como para tomarse a la ligera una forma tan ruin y arbitraria de dejar a trabajador@s y a sus familias en la calle; los despidos suelen responder más a temas personales que laborales. Bajo rendimiento, desidia y otros son las causas que tienen de plantilla en su ordenador para ejecutar su voluntad. Pocas veces esto ha correspondido con la realidad, eso deja abierto a que el próximo podamos ser cualquiera. “Hoy estás bien visto, mañana ya veremos”. Los despidos junto al elevado número de sanciones y otras medidas represoras, también alimentan su política del miedo.

Visto esto, hay otra cuestión que creemos importante, la mayoría de despidos es gente veterana, con una antigüedad de entre 5 a 9 años. Se pueden especular los motivos, cuantos más años llevas, es más difícil dejarse engañar por sus discursos, mayor posibilidad de contraer ciertas dolencias… son especulaciones… lo que está claro es que los que hoy llevan poco tiempo, algún día también serán veteranos; pero esto nos lleva a otra cosa: la división.

La empresa ahora más que nunca vive de la división (divide y vencerás). División entre ETT y fijos, entre fijos veteranos y nuevos, entre compañeros de turnos, entre los del grupo inferior y superior… Esto lo vemos a diario y esto no nos beneficia, solo “beneficia” a la empresa; al empresario con una visión explotadora y cortoplacista de su plantilla; a la larga esto no es bueno para nadie y solo crea conflictos, mal ambiente, estrés y perjudica los intereses de los trabajadores, los nuestros, los de todos… Aquel que crea que por su cuenta puede conseguir más es un ingenuo, ignora cómo se consiguieron todos los derechos que tenemos o que nos quedan, hace daño al colectivo, a sus “compañeros” y ejemplos así que ya no están trabajando con nosotr@s conocemos tod@s, el día que no les sirvas, ya sabes… ni un gracias por los servicios prestados.

Sí no estamos, unidos pueden despedirnos sin que nadie diga “ni mu”, poco a poco y algún día puede que seas tú. Ahora más que nunca debemos reflexionar y cambiar el chip, clase obrera sola hay una, ni ETT, ni veteranos, ni nada; tod@s somos clase obrera, tod@s luchamos para llegar a fin de mes y sacar nuestra casa, familia… a delante, tod@s tenemos el mismo objetivo y los mismos intereses, cada uno puede creer lo que quiera, claro, pero nuestra realidad es esa , si no nos unimos, si no somos compañer@s en el día a día y empezamos a ser conscientes de lo que somos, estaremos perdidos y pasará como pasa ahora, que cuando nos toque a nosotr@s nadie hará nada, aun no es demasiado tarde.

La situación de la empresa es buena, hay mucho trabajo, cada vez nos meten más producción, más carga de trabajo, pero no hay mejoras a cambio, solo despidos, ¿qué pasará cuando las cosas no vayan tan bien?

Desde el Comité queremos llamar a la unidad, sin vuestra fuerza y vuestro apoyo no tenemos poder, no podemos conseguir nada, salvo como viene pasando; que se apliquen las leyes que en ocasiones se saltan a su antojo. Esperamos que poco a poco madure en nuestras cabezas la idea de que JUNTOS SOMOS PODEROSOS y que solo juntos conseguiremos cosas como evitar que nos despidan sin justificación y por motivos que no son laborales.