jueves, 7 de diciembre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Opinión

"No podemos permitir manifestaciones que promuevan la intolerancia y que nos hagan revivir el fascismo"

Por Alfonsi Álvarez, secretaria general de UGT Ciudad Real.

Imprimir noticia

“En los últimos días, España ha sido testigo de un aumento de las manifestaciones con proclamas fascistas en respuesta al acuerdo de investidura del presidente Pedro Sánchez. Estas manifestaciones, que han congregado a un grupo de individuos que se oponen al acuerdo de investidura, plantean preocupaciones en cuanto a su posible impacto en la convivencia y la cohesión social en el país.

Las manifestaciones con mensajes fascistas, caracterizadas por la retórica de extrema derecha y la presencia de símbolos y consignas que promueven la intolerancia y la división, generan inquietud en diversos sectores de la sociedad. Estos eventos han desencadenado debates sobre la libertad de expresión y el equilibrio necesario entre la protección de este derecho fundamental y la prevención de la promoción del odio y la violencia.

El acuerdo de investidura de Pedro Sánchez ha sido objeto de controversia desde su anuncio. Sin embargo, la democracia española se basa en el respeto a las instituciones y la diversidad de opiniones. Es importante recordar que el acuerdo de investidura fue alcanzado a través de procesos democráticos y parlamentarios legítimos, en ningún momento se ha vulnerado la legalidad y representa la voluntad de una parte significativa de la sociedad española.

La convivencia en una sociedad democrática se basa en el respeto mutuo, el diálogo y la tolerancia. Las manifestaciones con mensajes fascistas, al utilizar un lenguaje y símbolos que promueven la intolerancia y la exclusión y al emplear incluso la violencia, pueden socavar estos valores fundamentales. La polarización extrema y la radicalización en el discurso político pueden debilitar la cohesión social y dificultar la resolución de los desafíos que enfrenta el país. No podemos permitir manifestaciones que promuevan la intolerancia y que nos hagan revivir el fascismo.

Desde una perspectiva democrática, es esencial fomentar un debate político constructivo y respetuoso. Los desacuerdos deben ser expresados a través de canales democráticos y el respeto a las instituciones democráticas debe ser preservado. Los líderes políticos y la sociedad en su conjunto tienen la responsabilidad de promover un ambiente en el que se fomente el diálogo y la reconciliación, en lugar de la confrontación y la hostilidad.

En este contexto, es fundamental que las autoridades y la sociedad civil estén atentas a la evolución de estas manifestaciones y tomen medidas para prevenir cualquier acto de violencia o incitación al odio. El respeto por la diversidad de opiniones y la promoción de una convivencia pacífica son valores esenciales de una sociedad democrática y deben ser defendidos en todo momento.

En resumen, las manifestaciones vividas estos días en contra del acuerdo de investidura de Pedro Sánchez plantean cuestiones importantes en relación a la convivencia y la cohesión social en España. Es crucial abordar estos desafíos desde un enfoque democrático, promoviendo el diálogo y el respeto por la diversidad de opiniones, mientras se protege la seguridad y el bienestar de todos los ciudadanos”.