Sociedad

12/02/2020

Deja de ser concejal en un pueblo de Ciudad Real porque se incorpora a una orden religiosa

Jerónimo Romero-Nieva Lozano registró este martes su renuncia como concejal del Ayuntamiento de Manzanares. Lo hace por motivos estrictamente personales ya que dentro de unos meses dejará esta ciudad para incorporarse a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. Le sustituirá Pilar Maeso Jareño, número dos de la candidatura municipal de UCIN

Tras casi cinco años como concejal de la Corporación Municipal -el pasado mandato por UPyD y el actual por UCIN-, Jerónimo Romero-Nieva deja el Ayuntamiento de Manzanares debido a una nueva etapa en su vida. La motivación social que siempre ha guiado su labor en cualquier ámbito le llevan ahora a incorporarse a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

Enfermero de profesión y persona de gran religiosidad, Jerónimo Romero-Nieva ya perteneció a esta orden religiosa, por lo que, en su caso, su reincorporación a la misma no requerirá de un dilatado tiempo de preparación. Eso sí, su compromiso será permanente, aunque no por ello desconectará absolutamente de Manzanares. “Hoy día la pertenencia a una orden religiosa no hace que te enclaustres, y más en este caso al ser de carácter hospitalario”, explica.

Su escaño en el Ayuntamiento de Manzanares será ocupado por la número dos de la candidatura de UCIN, Pilar Maeso Jareño, en quien Romero-Nieva confía que pueda seguir una línea de trabajo similar, con tres años por delante antes de las próximas elecciones para que la ciudadanía valore su labor. Maeso también es profesional del ámbito sanitario y hasta hace unas semanas presidió la Asociación de Vecinos del barrio de San Blas.

Tras presentar su renuncia como concejal, Jerónimo Romero-Nieva, expresa su agradecimiento a la ciudadanía, a los electores que confiaron en su persona y al personal municipal. También tiene palabras de gratitud para el resto de corporativos del Ayuntamiento con los que ha coincidido, tanto de la oposición como del equipo de gobierno.

“Creo que he tratado de hacer un trabajo de oposición sensato y prudente, a veces imprudente también, y se ha enriquecido la alternativa en la oposición con muchas propuestas que se han asumido”, señala reiterando su agradecimiento “a los compañeros políticos” y a los ciudadanos.

Romero-Nieva valora satisfactoriamente esta etapa política como concejal de UPyD y UCIN, a pesar de la confrontación que se ve en los plenos fruto del lógico rol de gobierno y oposición. Reconoce que la experiencia le ha permitido aprender y valorar diferentes criterios.

Vocación

Jerónimo Romero-Nieva, que salió de Manzanares con 11 años para estudiar en el seminario, vuelve a una orden religiosa a la que ya perteneció desde 1971 y en la que surgió su vocación profesional. Durante cerca de siete años se formó y se dedicó a la asistencia en los psiquiátricos de Ciempozuelos y Málaga, para finalizar en la Ciudad de San Juan de Dios de Alcalá de Guadaira.

Terminó sus estudios universitarios de enfermería en la Complutense de Madrid mientras trabajaba por las noches en el Centro de Epileptología San José, en Carabanchel, de los Hermanos de San Juan de Dios. Se especializó en enfermería psiquiátrica. Posteriormente obtuvo plaza en propiedad como enfermero y trabajó en el Hospital 12 de Octubre de Madrid hasta su jubilación en 2017.

Al margen de la política, ha tenido una intensa actividad en el asociacionismo manzanareño como impulsor de la Asociación de Vecinos de San Blas y miembro de la Asociación Cultural ‘El Zaque’.

©2020 Ciudad Real Digital | www.ciudadrealdigital.es