viernes, 19 de julio

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

La película de la tele

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Imprimir crítica

Arde Mississippi ()

Director: Alan Parker

Intérpretes: Willem Dafoe, Gene Hackman, Frances McDormand, Brad Dourif, Michael Rooker, R. Lee Ermey, Stephen Tobolowsky, Gailard SartainBasada en sucesos reales. En 1964, en un pueblo sureño, donde el racismo está profundamente arraigado y el Ku Klux Klan sigue celebrando sus ritos y reuniones, tres activistas defensores de los derechos humanos desaparecen sin dejar rastro. Dos agentes del FBI, de caracteres muy diferentes, se harán cargo de la investigación.

Sinopsis: Basada en sucesos reales. En 1964, en un pueblo sureño, donde el racismo está profundamente arraigado y el Ku Klux Klan sigue celebrando sus ritos y reuniones, tres activistas defensores de los derechos humanos desaparecen sin dejar rastro. Dos agentes del FBI, de caracteres muy diferentes, se harán cargo de la investigación.

Crítica de José Luis Vázquez

Valoración: 5 estrellas

Este martes 18 de junio a las 22:00 h. en La Sexta 3. 

Impecable drama sobre derechos civiles ambientado en la década de los 60, dirigido en plena efervescencia creativa por el talentoso Alan Parker (EL EXPRESO DE MEDIANOCHE, FAMA, EL CORAZÓN DEL ÁNGEL), un cineasta que siempre se ha caracterizado por la brillantez de sus imágenes y un poderoso pulso narrativo, algo adquirido en el campo de la filmación publicitaria y el videoclip, como tantos otros compañeros de generación. Sin ir más lejos, ARDE MISSISSIPPI (MISSISSIPPI BURNING), obtuvo precisamente un Oscar a la mejor fotografía, obra de Peter Bizou.  

También él sería nominado como mejor director, pero en esa edición la estatuilla fue a parar a Barry Levinso por otro gran trabajo, RAIN MAN, EL HOMBRE DE LA LLUVIA. Parker volvió a convencer plenamente con una dirección menos elogiablemente efectista de lo que solía ser habitual y recurriendo más a una solidez expositiva de lo más admirable.  Es de agradecer, además, la inmaculada sobriedad de la que aquí hace gala.  

Cuenta unos hechos reales que acontecieron en el racista Sur de los Estados Unidos en 1964, un momento en el que el racismo se encontraba todavía profundamente enraizado y el Ku Klux Klan continuaba campando a sus anchas. Se centra en dos agentes del FBI de carácter antitético que tienen que investigar la desaparición de tres activistas defensores de los derechos humanos.  

El gran y documentado guion de Christopher Gerolino está trufado de diálogos inteligentes, afilados, realistas y con gran fuste dramático. Constituye una acerada radiografía de la América más profunda e intransigente.  

Gene Hackman y Willem Dafoe como dichos agentes están espléndidos. Pero tal vez quien concite la admiración en esta ocasión, bueno y en tantas otras, sea Frances McDormand en una “secundaria”, primorosa y delicada encarnadura como la esposa frustrada de uno de esos primarios segregacionistas.  

Un potente thriller de denuncia de primera división que regala abundantes momentos de gran fuerza cinematográfica. 

José Luis Vázquez