jueves, 9 de abril

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Estreno en Royal City

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Imprimir crítica

Queen & Slim ()

Director: Melina Matsoukas

Intérpretes: Daniel Kaluuya, Jodie Turner-Smith, Chloë Sevigny, Bokeem Woodbine, Gralen Bryant Banks, Roger Petan, Kenneth Kynt Bryan, Sturgill Simpson, Roman Armstrong, Thom Gossom, Calvin Williams, Colby Boothman, Mike R. Moreau, Lucky Johnson, Divine Prince Ty Emmecca, Justin Carmouche, Austin Naulty, Indya Moore, Flea, Benito Martinez

Sinopsis: Durante la primera cita de una pareja de afroamericanos, sin motivo aparente, ambos son detenidos por la policía. Tras asesinar al agente en defensa propia, juntos se darán a la fuga, propiciando así una huida desesperada de las autoridades.

Crítica de José Luis Vázquez

Valoración: 4 estrellas

Son evidentes las influencias del clásico sesentero de BONNIE AND CLYDE en esta road movie afroamericana con más sordina y más estética de diseño que su antecesora, dirigida con cierto brío pero sin el nervio definitivo mostrado por aquel Arthur Penn vigoroso y rutilante que asombrara en su momento a propios y extraños.

El debut de la afroamericana Melina Matsoukas tras las cámaras, una mujer con instinto para captar sensaciones, estados anímicos, luces y texturas, muestra en todo momento las señas de identidad  de los suyos, de la cultura afroamericana de donde procede, impregnando todo el relato de muchos distintivos propios de su raza, y haciendo un magnífico uso tanto de imágenes como de música.

Cierto, que hay momentos que le falta algo de fuelle, de furor dramático, pero están suplidos en parte por el buen uso que se hace de los tiempos de transición y de las magníficas interpretaciones de Daniel Kaluuya y Jodie Tuner-Smith, especialmente de esta última, energética en su aparente reciedumbre.

Está bien escrita por la activista LGTBI Lena Waithe que recoge o se inspira en hechos dramáticos que acabaron con la vida de Sandra Blast en 2015. Esa fuente de inspiración le viene bien a la historia para dotarla de credibilidad y consistencia, pero al igual que ha reseñado algún colega, tal vez se haya alargado un poquito más de lo debido.

Aún con todo, es un trabajo con la más que suficiente personalidad y el poderío como para que no debiera pasar inadvertido, sobre todo en una cartelera que comienza a notar los síntomas de la resaca pos oscar. Pero tal vez un poquito de menor autoconsciencia artística hubiera contribuido a redondear un conjunto francamente estimable.

 

José Luis Vázquez