miercoles, 8 de abril

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Estreno en Royal City

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Imprimir crítica

Fantasy Island ()

Director: Jeff Wadlow

Intérpretes: Michael Peña, Maggie Q, Michael Rooker, Lucy Hale, Kim Coates, Portia Doubleday, Ryan Hansen, Charlotte McKinney, Jimmy O. Yang, Parisa Fitz-Henley, Robbie Jones, Austin Stowell, Goran D. Kleut, Nick Slater, Evan Evagora, Joshua Diaz, Renee Murden, Jeriya Benn, Mark Weinhandl, Ian Roberts, Tim Wong

Sinopsis: El enigmático Sr. Roarke hace realidad los sueños de los afortunados huéspedes que acuden a su lujoso y remoto resort tropical. Sin embargo, sus fantasías se convertirán en pesadillas, y los invitados deberán resolver el misterio que oculta la isla para poder escapar con vida. Adaptación en clave de terror del famoso programa de televisión de los años 70 ambientado en un resort ubicado en una isla mágica. (FILMAFFINITY)

Crítica de José Luis Vázquez

Valoración: 1 estrellas

No era precisamente afecto a la serie setentera (de finales, 1978, titulada en España LA ISLA DE LA FANTASÍA) que ha inspirado esta versión cinematográfica, pero al menos he de reconocer que podía tener un pase, no irritaba, podía ser digerible e incluso era inteligible narrativamente. Con lo aquí propuesto francamente no es así, es más bien todo lo contrario, comenzando por una confusión argumental que la dirección del hasta la fecha infausto Jeff Wadlow (KICK-ASS 2, ROMPIENDO LAS REGLAS, CRY WOLF),  no logra enmendar, si acaso la amplifica.

Que se la haya planteado como una atracción de feria, algo que estaba en el sustrato original sería lo de menos, verdadera peccata minuta, si ello se hubiera ensamblado con algo de gracia, de verdadero ritmo o de mínima clarificación argumental.

Tal vez su inicio pueda despistar porque no me hace prever el descalabro que viene a continuación y de ahí hasta final, no remonta en ningún tramo.

Para hacer dudar al espectador o sorprenderle hubiera hecho falta un libreto de hierro, cuyos giros no estuvieran sometidos al capricho, al arbitrio, al volantazo gratuito del que este hace gala.

Tampoco los actores contribuyen precisamente a darle algún tipo de lustre o esplendor, naufragando dentro de una dirección no ya solo átona sino de nula pegada. Todo lo contrario, por ejemplo y sin tener nada precisamente que ver, de las –estas sí- estupendas PUÑALES POR LA ESPALDA y MALOS TIEMPOS EN EL ROYALE. Y, desde luego, como película de terror no puede ser más incompetente.

Completamente prescindible.

José Luis Vázquez