viernes, 17 de enero

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

La sociedad española no está preparada para un referéndum de autodeterminación

Aitor Esteban, portavoz del PNV

Estreno en Royal City

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Imprimir crítica

Bobby, el erizo ()

Director: Jianming Huang

Intérpretes: Animación.

Sinopsis: El orgulloso y arrogante Bobby es el erizo más fuerte de su tribu. Durante una pelea queda malherido, pierde la memoria y comienza un misterioso viaje.

Crítica de José Luis Vázquez

Valoración: 2 estrellas

Flojita, flojita, esta nueva muestra de animación fruto de la colaboración entre la imperial cinematografía estadounidense y la emergente –más aparente, por los cuartos que manejan, que real- china (la anterior vista fue la algo más reivindicable ABOMINABLE), aunque me da que en lo artístico ha puesto esta vez mucho más la carne en el asador la segunda, con lo que ello acaba afectando al resultado final. Acaba naufragando parcialmente. Lo que tantas veces digo en estos casos, los más pequeños que suelen ser agradecidos y condescendientes igual le conceden alguna oportunidad o gracia que a mí se escapa, y eso que mi alma infantil jamás la he desterrado cuando acudo a una sala de cine. Y creo que, en menor o mayor medida, casi nadie lo acaba por hacer del todo… desterrarla claro.

Pero no me meteré en reflexiones pardas o divagaciones que a nadie seguramente interesen. Informarles, eso sí, que lo que aquí se cuenta es el viaje de iniciación y salvación de los de su especie por parte del personaje que da título a la película, otro animalito antropomórfico que rara vez ha obtenido relevancia en pantalla.

Este periplo tiene poco o nada de divertido y lo supuestamente emocionante del mismo no hace gala precisamente de imaginación o alguna otra virtud destacable. Todo lo expuesto es más bien básico y un tanto rudimentario.

Desde luego no está mal la animación en sí misma, pero ese es un requisito que hoy en día se da por supuesto hasta en el proyecto más pobretón, pues el género ha llegado a tales cotas de calidad media que se hace difícil ver algo completamente rechazable en este aspecto. Además, quienes somos incondicionales seguidores del mismo en muchas ocasiones somos fácilmente agradecidos.

Pero el caso es que intento recordar algún personaje salvable y la verdad es que todos me resultan completamente átonos, insípidos. Tampoco su discurso ecologista me acaba de prender, puesto que es muy elemental y obvio (que diría un personaje de la pesadísima EL HOYO)-

Es lo que los colegas suelen denominar con tino un producto bienintencionado… pero sin calado. En una cartelera en la que conviven –dentro de su especie- producciones tan excelentes como la norteamericana FROZEN II y la nipona EL TIEMPO CONTIGO poca tela tiene que cortar.

José Luis Vázquez