martes, 19 de noviembre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Yo no estoy vivo, soy un superviviente nada más

Fernando Savater, filósofo y escritor

Barricada Cultural

 

18 de Brumario

por María Delgado

Imprimir noticia

En la Francia posrevolucionaria, el 9 de Noviembre era llamado 18 de Brumario, siguiendo el calendario basado en fenómenos naturales y tiempos de la agricultura, que había instaurado la llamada Convención Nacional para romper con la tradición del Antiguo Régimen. Y un 18 de Brumario del año 1799, Napoleón Bonaparte, recién llegado de sus campañas en Egipto, y en el culmen de su popularidad militar, orquesta un golpe de Estado y derroca al Directorio en el poder, instaurando el Consulado, donde compartiría el mando con otros dos cónsules, hasta el año 1804 en que se autoproclamó Emperador.

Bonaparte había contado con los apoyos del pueblo francés, del ejército, incluso con el de uno de los ideólogos de la Revolución, Emmanuel Joseph Sieyès, quien será uno de los cónsules colegiados con el propio Napoleón durante el primer Triunvirato. Las divisiones internas, la debilidad institucional, unidas a la astucia y el oportunismo napoleónico, hicieron caer fácilmente a los miembros de la Asamblea, consiguiendo que los diputados franceses nombrasen a los Cónsules para dirigir el país.

Las primeras medidas tomadas por el Triunvirato fueron encaminadas a lograr la paz y la estabilidad social, y reflotar la economía francesa. Los jacobinos fueron condenados al destierro y se preparó de inmediato una reforma constitucional. Napoleón fue aumentando su popularidad gracias a lo efectivo de estas medidas y a sus apariciones públicas mostrándose como “el Salvador del Pueblo”.

El golpe de Estado del 18 de Brumario había pretendido acabar con la corrupción imperante en el anterior gobierno, así como encumbrar a la nueva élite republicana, pero cristalizó en un nuevo Imperio, harto parecido a la situación anterior a la Revolución de 1789. La fecha se convertiría en sinónimo de la expresión “golpe de Estado” para muchos historiadores.

A un día de celebrarse nuevas Elecciones Generales en nuestro país, tal vez podamos sacar algunas conclusiones de esta efeméride, y es que a menudo lo que prometen los políticos no es lo que realmente tienen en mente que va a suceder, ¿verdad?

¡Nos leemos!

 

Foto: todamateria.com.br