Estreno en Royal City

 

Yo-Kai Watch, la película (2014)

Director: Shinji Ushiro y Shigeharu Takahashi

Intérpretes: Animación

Sinopsis: La historia comienza en el momento en que el joven Keita Amano se encuentra con una pequeña cápsula en el bosque para después recibir un misterioso reloj. Así es como conoce a un fantasma que se hace llamar Whisper. Este le comenta al chico que el reloj que lleva en su muñeca le ayudará a ver todo tipo de criaturas sobrenaturales, tanto buenas como malas. A partir de ese instante, Keita vivirá una gran aventura. Tendrá que viajar 60 años atrás en el tiempo para conocer a su propio abuelo de joven, y entre los dos tratar de salvar a la humanidad... (FILMAFFINITY)

Crítica de José Luis Vázquez

Valoración: 2 estrellas

Veo esta producción nipona de animación rodeado –es un decir, en una sala pequeña y con bastantes butacas vacías- de chiquillería y algún que otro padre. He de reconocer que me vuelve a ocurrir algo que es habitual en los últimos tiempos, se suelen comportar mejor los primeros que los segundos.

Por la familiaridad con la que hablaban los críos a la salida de estos yo-kai watch deben formar parte de las referencias habituales de las estas nuevas generaciones menudas. Yo les confieso que no tenía ni la más remota idea de sus cartas de credenciales.

Constituye otra de esas películas mangas ni mejor ni peor que tantas otras. Por supuesto, alejado del genio creador y de la imaginación del cine del compatriota Hayao Miyakazi o de cualquier otro componente de los verdaderamente renovadores estudios Ghibli. Por lo que leo en las redes y por parte de algún colega, parece ser que viene a constituir un relevo o una variante de Pokémon y similares. Pues fíjense qué bien… con lo poquito que a mí me ha gustado siempre este macaco, o Doraemon, o Shin Chan. Hasta los mismísimos estoy de todos ellos. Ya, ya sé que cuentan con innumerables defensores, incluso entre los más talluditos, pero a mí, ya desde la misma concepción o trazo con que fueron concebidos, me parecieron siempre horripilantes. Primos hermanos del inenarrable Naranjito del sufrimiento de tantos que lo padecimos en su momento. Y no les digo ya los textos de los que suelen ser acompañados que son de una elementalidad manifiesta. Y no me vale la coartada de que estén destinados a los más pequeños.

Para serles franco,  a los 5 minutos ya estoy cansado de los ectoplasmas supuestamente graciosillos, de esos gatos que cambian de volumen, de la enésima versión infantil de niños del Sol Naciente de lo más cansinos…

Mientras escribo estas líneas vuelvo a meterme en Google para extraer algo más de información y me encuentro con que esta empresa procede de un vídeo juego bastante popular inspirado en seres mitológicos de la cultura del país del Sol Naciente. Teniendo en cuenta que en mi vida he jugado a ninguno, debo acompañar mis palabras de una más que asumida ignorancia.

Y sí, vale, capto el mensaje acerca de enfrentarse a los propios miedos y vulnerabilidades, pero ello no me palia en modo alguno el sopor y el cansancio. Ni mucho menos es execrable, pero a estas alturas de mi existencia lo aquí ofrecido me da más bien igual.

A quién corresponda… que soy consciente que serán muchos. Que lo disfruten a mi salud… y no lo digo del todo con sorna, pues ya saben que tantas otras veces  propuestas que yo disfruto son vituperadas o repelidas por muchos de ustedes. En esto consisten al fin y cabo los gustos de cada cual… como dice el refrán para ellos hay colores. 

José Luis Vázquez

©2018 Ciudad Real Digital | www.ciudadrealdigital.es