lunes, 22 de enero

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

La verdadera belleza de una mujer se refleja en su alma

Audrey Hepburn, actriz (en el vigésimo quinto aniversario de su fallecimiento)

Estreno en Royal City

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Imprimir crítica

Entre ellas ()

Director: Solange Cicurel

Intérpretes: Jenifer Bartoli, Camille Chamoux, Tania Garbarski, Stéphanie Crayencour, Arié Elmaleh, Laurent Capelluto, Fabrizio Rongione, Charlie Dupont, Clément Manuel

Sinopsis: Laura, Eva, Anouch y Yael son cuatro primas, muy diferentes y entrañables, que tienen algo en común: mienten pero siempre por amor. Cuando las tres primeras descubren, unas semanas antes de la boda de su prima que su perfecto prometido la engaña, ellas deciden al unísono que no hay que decírselo. (FILMAFFINITY)

Crítica de José Luis Vázquez

Valoración: 3 estrellas

Si una película no es catastrófica, y ésta ni mucho menos lo es, y me ofrece la presencia en pantalla de una mujer atractiva (o la de un hombre, va lógicamente unido que sea un buen actor también, aunque mis tendencias heterosexuales provocan mi predilección por ellas), puedo dar por bien empleada la hora y media o lo que dure la propuesta.

Es el caso de esta agradable comedia romántica de nacionalidad belga, titulada en España ENTRE ELLAS pero que en el original viene a traducirse como NO ES NECESARIO DECÍRSELO. Si la ven comprenderán que tiene su explicación.

El nombre en cuestión es el de la para mí desconocida hasta el momento Jenifer Bartoli (Laura Brunel en la ficción). Investigo en la –con todas las inexactitudes que quieran- impagable Wikipedia y me entero que es una cantante francesa de gran popularidad en el país vecino. Fue la ganadora de la primera edición del equivalente a nuestra OPERACIÓN TRIUNFO. Y parece ser que allí es conocida simplemente por Jenifer.

No puedo evitar mientras la contemplo y disfruto de su constante presencia en pantalla compararla con la autóctona, añorada y “breve” estrella setentera Mónica Randall  de su plenitud. En algunos momentos se le da un aire. Posee clase, estilo, desenvoltura y belleza,

Me parece una buena actriz, muy fotogénica. Su filmografía es escasa hasta la fecha, se ha orientado casi exclusivamente a su faceta musical. Debería prodigarse más, le auguro un buen futuro pese a que no sea precisamente una cría. Pero sus 35 años no son casi nada en estos tiempos perennemente rejuvenecedores.

Para mí –ya saben que esto del cine es intransferiblemente personal- es la principal razón, el más importante foco de atención de unas historietas entrecruzadas mil veces vistas pero que en manos eficientes pueden resultar ciertamente gratas, como es el caso.

Es de justicia destacar también a sus tres e igualmente –igual a alguna la he visto con anterioridad en alguna otra ocasión, pero sinceramente no me acuerdo- desconocidas compañeras de reparto: Camille Chamoux (Emile Brunel), Stéphanie  Crayencour (Yael Bergman) y Tania Garbarski (Anouch Arsalian).

Supone la opera prima de Solane Cicure y pasa nota con un aprobado. Muestra un estilo ligero y transfiere un permanente tono alegre que le sienta bien al asunto ¿Y de qué va este? Pues de los vaivenes sentimentales, ocasionalmente profesionales, de cuatro primas muy diferentes que pueden resultar un buen muestrario de las mujeres de hoy en día, tan reconocibles como contradictorias. Y también de ellos, cuyos personajes están menos desarrollados, pero para los que valdrían idénticos calificativos. Y es que la confusión en lo que a los temas del corazón se refiere parece ser la enseña y máxima de hoy en día. Y aquí ello está expuesto de manera banal pero efectiva. Qué bien que al menos no me venda ni se ampare en el muermazo intelectualoide que me han intentado vender en otras ocasiones. No va de nada, de hacer pasar el rato, y lo agradezco.

Se mezclan enredos del corazón, engaños, amores heterosexuales, gays, astutas y apuestas matriarcas setentonas (qué espléndida se conserva Brigitte Fossey, la inolvidable niña Paulette del incontestable clásico ambientado en la Guerra Mundial titulado JUEGOS PROHIBIDOS).

Mona, vistosilla.

José Luis Vázquez

Comentarios (0)

Inserta un nuevo comentario

Utiliza el siguiente formulario para dejar tu comentario. Por favor, se respetuoso con el resto de usuarios. Todos los comentarios serán validados antes de aparecer publicados en esta web. 

[ciudadrealdigital.es no se responsabiliza de los comentarios dejados por los visitantes en esta web]

Enviar